miércoles, 15 de enero de 2014

TRAJE TÍPICO


Descripción del traje Regional de Mujer

Vestido y yagual: confeccionado en tela de manta, blusa de talle largo, manga corta, cuello alto. La falda con tres olanes unidos entre si, por escarolas de encaje de bolillo bicolor blanco y rojo #16. El encaje también adorna la blusa, la orilla del cuello, el borde de las mangas, y otra vuelta un poco más arriba, de cada hombro parte de la escarola que finaliza en el largo del talle sirviendo de marco a la flor de amapa pintada en el centro del pecho.

En el último olán de la falda tiene pintadas, una serie de siete de las figuras de la A, a la D, con separaciones de 22 cm. Entre una figura y la otra.
1. Primer olán 2.87 cm.
2. Segundo olán 5.74 cm.
3. Tercer olán 11.48 cm. ancho 35 cm. de largo.

Figuras pintadas en el traje:
A. Primer figura “árbol de la vida” 19cms X 18 cm.
B. “Cultura y naturaleza” 20 cm. X 15 cm.
C. “La luna creciente” 19 cm. X19 cm.
D. “Flor de amapa” 18 cm. X 20 cm.


A. Figura está pintada con los colores café color tierra, rojo natural, verde seco, amarillo medio.
B. Los colores de esta figura son verde seco, amarillo cromo, azul agua y rojo natural.
C. Figura No.3 azul ultra mar, rojo medio y negro.
D. La flor de amapa está pintada en verde seco, café color tierra, amarillo medio y rosa.

Yagual: confeccionado utilizando una trenza de estambre de colores negro, rojo verde, amarillo, azul eléctrico, azul rey y rosa mexicano, configurado en un circulo de aproximadamente 20 cm. de ancho, de manta, con las cuatro figuras de la falda repetidas, que envuelve al estambre transversalmente, con intervalos de 6cms entre uno y otro, dejando al final dos colas de 25 y 35cms respectivamente, que cuelgan hacia el lado izquierdo.


Descripción del traje del varón

En fechas anteriores a 1961, en Sinaloa, las parejas en la danza se formaban, vistiendo a una mujer para que representara el papel de hombre.

En 1963, la solicitud del sector varonil para integrarse a los grupos de danza del IMSS fue aceptada, y empezó a pensarse en un traje para el hombre.

El atuendo consistía en un pantalón blanco muy usual entre los indígenas para vestirse en los días de fiesta, y una camisa de mezclilla azul, que, aunque es ropa de trabajo, por su colorido le daba un toque especial. Se le anexó el paliacate rojo, que a lo ancho y largo del estado han usado de tres a cuatro generaciones de sinaloenses, y con el que han enjuagado su sudor y sus lágrimas. Completándose el ajuar para los pies, con botines negros tipo español, que algunos descendientes del mestizaje ya usaban.


2 comentarios: